14 abril 2005

Sociedades reticulares: la mercadotecnia del siglo XXI

La publicidad masiva es cara, muy cara.
¿Y los beneficios?
Demasiados receptores para un solo mensaje “descifrado” para la supuesta comprensión de todos ellos.
Entonces: o el mensaje es tan sencillo que trata a todos los consumidores como mercado objetivo, por lo tanto los unifica, y los masifica arrebatándoles la característica diferenciadora frente al resto (que son los que generan la fidelidad); provocando a la larga la huida en masa o el declive de la imagen de marca por puritita saturación.
O por ende, el mensaje se vuelve tan exclusivamente abstracto y metafórico, que sólo los creativos que lo diseñaron lo entienden a duras penas; y dos o tres intelectuales que jamás reclutaran porque su curiosidad se agotó el día que decidieron cambiar a Chivas y a Cohibas.
No hay una exclusividad real, no hay una adaptación semántica a cada tipo de consumidor, no hay intención de fidelidad, no hay mas gancho que la pura masificación (“Mátales a todos y que Dios elija”), no hay presupuesto para tantos.
A través de los otrora demonizados medios virtuales de comunicación (Internet), se están creando las nuevas reglas de relación entre personas físicas y todas sus combinaciones con las fiscales, virtuales, entes de todo tipo que definen leyes y modales.
Tomemos el ejemplo del “adalismo”’ de un personaje que ha convulsionado gran parte de la juventud federal y por mimesis a buena parte de la población, por su amplitud, nos demuestra los límites de los mass media: funcionó llegando al máximo de gente, en gran medida porque trasmite un mensaje vacío, previamente filtrado y sin ningún tipo de alteración en la arquitectura de red de la población a la que afecta.
Si se hubiera querido dotar de mensaje a sus monólogos o sketchs, entonces hubiéramos visto reducidos el número de interlocutores entre el mensaje y el público.
...continuará

2 Comments:

Blogger CeReZa said...

Es posible.

Lo mejor son los mensajes con final abierto, que te inviten a pensar. También existen los finales cerrados que has de pensar [pues el autor lo deja claro para quien lo quiera ver].

El rollo es que hoy día no puedes hacer algo que sea 'culto' a la vista pues parece que hay muchos seres alérgicos a ello. Pero bueno, para gustos los colores*

Otra cosa es lo del 'público objetivo'. Es que es sumamente complicado hacer algo que llegue tanto a mayores como a pequeños como a adolescentes como a... como a TODOS. ¿Se puede conseguir? Sí, pero es complejo.

Esto del márketing y la publicidad son temas realmente apasionantes. Hay que tener mucho arte y psicología [2 en 1] para poder hacer algo grande.

Un día terminaré lo que comencé y quizás, ese día, pueda dejar volar aun más [si cabe] mi imaginación.

Besos con sabor a Público Objetivo*

PD. No sé qué intención tenías a la hora de crear el blog pero yo, como público objetivo, me he quedado contenta con el resultado.
;)

5:33 a. m.  
Blogger CeReZa said...

¿he entendido bien con eso de que mi blog está dirigido a un niño de 7 años? jajaja

Público Objetivo: Todo aquel que se interese por la letra
[Fragmentando Porciones]

Público Objetivo: Todo aquel que quiera saber algo de mí [Blanco Roto]

Público Objetivo: Todo aquel que guste de una lectura 'diferente' [Eurídice Meets Baco]

:)

11:13 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

eXTReMe Tracker